robin-hood-russell-crowe

Circula la primera imagen del rodaje de Robin Hood, el proyecto en curso del incansable Ridley Scott, cuyo estreno está previsto para mayo del 2010. Russell Crowe aparece portando el arco en los míticos bosques de Sherwood, asumiendo un viejo personaje del cine que ha sido encarnado en diversas épocas, desde la etapa muda, por docenas de actores y algunos de relieve, unos más que otros, como Douglas Fairbanks, Errol Flynn, un musical Frank Sinatra, Sean Connery -en Robin y Marian, quizás el retrato más audaz del héroe-, Patrick Bergin y Kevin Costner. En esta versión, Robin se enamora de Lady Marion, una desconfiada viuda, en medio de la corrupción y el desasosiego que envuelven a la ciudad de Nottingham. Crowe nuevamente trabaja con Scott, artífices de la oscarizada Gladiador y también de A Good Year, American Gangster y Body of Lies, y otra vez ha tenido que alterar su peso, teniendo que perder los más de veinte kilos que subió para coprotagonizar ese thriller con Leonardo DiCaprio. El reparto lo integran la camaleónica Cate Blanchett, William Hurt, Mark Strong y la gran Vanessa Redgrave, que así se sobrepone a la pérdida de su hija Natasha Richardson, fallecida en marzo pasado días después de un accidente de esquí.