El director británico Roland Joffé va a empezar en Argentina, en julio próximo, el rodaje de There Be Dragons, proyecto que recrea la figura del sacerdote español José María Escrivá de Balaguer, el fundador del Opus Dei, la oscura y conservadora agrupación que con el paso del tiempo ha logrado significativa presencia en la Iglesia Católica. Por lo que se sabe, esta coproducción hispano-argentino-norteamericana aborda la investigación que un joven periodista emprende sobre un candidato a la canonización, un antiguo amigo de su moribundo padre que no es otro que Escrivá, quien falleció en 1975 y fue canonizado en 1992 por el Papa Juan Pablo II.

El religioso será encarnado por Charlie Cox, el actor londinense de Stardust, Stone of Destiny y El mercader de Venecia. En el reparto también estará Belén Rueda, la actriz de Mar adentro y El orfanato. Joffé, autor de Los gritos del silencio y La misión, las películas que lo dieron a conocer en los años ochenta y por las cuales fue nominado al Oscar, se caracteriza por narrar emprendimientos personales en contextos hostiles que exigen una toma de posición, como la guerra de Camboya, la colonización del Paraguay en el siglo XVIII, o los preparativos de la bomba atómica en la Segunda Guerra Mundial. Este último caso se refiere a Fat Man and Little Boy, película protagonizada por Paul Newman y Dwight Schultz (el loco Murdock de la serie Los magníficos), y que incluye también a una joven Natasha Richardson. Aprovechemos para ver el tráiler y recordar esa interesante cinta.