El tercer largometraje como directora de la realizadora peruana María Teresa Ugás Castro (Miraflores, Lima), lleva como título “Contactado”. El film nos trae de vuelta al cine a Baldomero Cáceres, actor a quien se le recuerda principalmente por sus participaciones en producciones para la television. Él, junto al debutante Miguel Dávalos, dan vida a una dupla de líder y seguidor de un antiguo culto “extraterrestre”, un elemento de la cultura popular limeña que cada cierto tiempo vuelve a recobrar cierta presencia.

La directora reflexiona así sobre la idea original de la película: “Frente al violento mar limeño o entre laberintos de huacas, el discípulo va tras el guía. El predicador, atrapado en su pasado, ya no distingue al seguidor del usurpador. En tiempos de desarticulación social y fundamentalismos, buscamos algo en qué creer. Las salas de cine son sustituidas por iglesias y los psicólogos, por “Contactados”. Quise reflexionar sobre la necesidad del ser humano en buscar una verdad, así tenga que inventarla, para poder sostenerse en una creencia, sin la cual le sería penoso vivir”.

“Contactado”, una producción de Sudaca Films, la empresa que desde hace tres décadas lidera Marité Ugás junto a su compañera, la realizadora venezolana Mariana Rondón, tuvo su estreno mundial en pleno inicio de la pandemia, en abril del 2020 en el Festival de Tribeca, en Nueva York, de manera virtual y limitada. Luego de un breve paso por contados festivales online, este 2021 pudo tener una presentación especial al aire libre nuevamente en Tribeca. Esa grata experiencia llevó a Marité y su equipo a decidirse por replicarlo para el estreno de su película en Lima. Así es que vienen realizando proyecciones gratuitas al aire libre, empezando a mediados de octubre, extendiéndose hasta el 12 de noviembre. Aquí pueden revisar la programación completa.

Con motivo de este estreno sui generis, y conocer más sobre la realización de “Contactado”, conversamos a continuación con la directora Marité Ugás:

Marité, entre los temas que aborda “Contactado” está el culto por los falsos profetas y esa fe casi enfermiza por encontrar respuestas trascendentes en la vida. ¿Esto surgió a partir de una búsqueda personal?

Este tema que aborda la película surge de una necesidad personal de reflexionar -y provocar esta reflexión en el espectador- sobre la indefensión en la que se podría encontrar un creyente ante un líder manipulador. En estos tiempos de pandemia, la necesidad de encontrar una creencia en la cual sostenerse es cada vez más urgente. Así mismo, quienes detentan el poder están al acecho. Esto no solo sucede con las religiones. Sucede en la vida cotidiana y sobre todo en la política, con esta tendencia cada vez más marcada hacia los extremos, donde los fundamentalismos están a la orden del día.

“Contactado” marca el regreso a la actuación de Baldomero Cáceres. ¿Siempre pensaste en él para interpretar un personaje como Aldo (un tipo que vive el conflicto de regresar a la atención pública)? ¿Crees que existen paralelismos entre el actor y tu personaje? ¿O es mera coincidencia? 

En el proceso creativo, toda coincidencia se convierte en un nuevo instrumento para trabajar. Conozco a Baldomero desde los años 80, antes de que me fuera del Perú. Inclusive fue finalista en la audición de mi ópera prima [N.E.: Se refiere a “A la media noche y media” (2000), película que finalmente fue protagonizada por Salvador del Solar]. Conozco su talento y su registro. Su experiencia de vida también serviría para la creación de su personaje.

El elenco actoral está muy bien en la película. En particular el debutante Miguel Dávalos, y Beto Benites. ¿Cómo es tu trabajo en la dirección de actores? 

Cada uno de mis proyectos se aborda de manera diferente, aunque en todos coincide el juego como principal herramienta para la construcción del personaje. En este caso, tuvimos un largo período de ensayo entre Miguel y Baldomero en el que no conocían el guion. Se trabajó sobre su vínculo a partir de analogías en sus relaciones. Fueron sesiones muy ricas y provocadoras. También las tuvo Baldomero con Lita Sousa, Beto Benites y el resto del elenco, además del trabajo físico. Luego de varias semanas, cuando finalmente leyeron el guion, tenían muy claro el arco que atravesarían sus personajes y su relación. Y durante el rodaje, antes de cada escena, se vuelve a crear el tono en ensayos previos. 

Destacamos las breves secuencias de corte documentales en Chilca y en los locales de “Alfa y Omega”. Se refleja una naturalidad y convicción en las disparatadas respuestas de los entrevistados. ¿Esto fue parte de una puesta en escena? ¿Cómo crees que pueda reaccionar un creyente practicante de esos cultos, o afines, al ver tu película? 

Nuestro punto de partida ha sido el respeto hacia los creyentes. Cada una de sus respuestas responde al modo en que se explican el universo y su propia existencia. Los conocimos desde antes, en una larga investigación donde inclusive les compartimos registros de lo que grabamos. Ya nos conocían y sabían que nos relacionaríamos con ellos en nuestra filmación. Creo que funciona debido a la confianza y el respeto mutuos.

Llevamos ya tres semanas mostrando la película en espacios abiertos. La afluencia ha sobrepasado nuestras expectativas. Luego de las funciones hemos compartido con los espectadores, en su mayoría jóvenes estudiantes. Y también nos han visitado muchos miembros de estos cultos, agradecidos por verse retratados en el film. Espero que también se hayan llevado consigo la reflexión sobre el peligro de seguir ciegamente a posibles charlatanes. 

contactado-baldomero-caceres

Micaela Cajahuaringa (directora de fotografía) y Mariana Rondón (productora) son dos de tus principales colaboradoras. Mirando en retrospectiva, ¿cómo resumirías estos años de trabajo y amistad con ellas? 

Si, es una relación que empieza en la Escuela de Cine de Cuba, hace muchos años. Es una buena complicidad y también un ojo crítico encima del trabajo de la otra. Ese control de calidad es bueno para el producto final. 

Pudimos ver la película en la huaca Mateo Salado y fue una experiencia fantástica. En la pantalla y en la realidad, estos centros ceremoniales destacan en medio del desorden de Lima. ¿Buscabas reivindicar estos lugares muchas veces pocos valorados en nuestra ciudad? 

Estuvo fantástica, ¿verdad? Creo que el trabajo que se está haciendo de revalorizar las huacas es muy bueno. Es importante que los limeños las visiten, y que cuando reabra el turismo, se estimule al extranjero a visitarlas en Lima. La sorpresa de los espectadores internacionales al descubrir que las huacas están incrustadas en varios lugares de nuestra caótica Lima es increíble. 

Respecto a la actual campaña de distribución de la película: ¿Qué te motivó a organizar la exhibición gratuita e itinerante de “Contactado”? Entendemos que esperaste varios meses a que se abran los cines, y decidiste no mostrar tu película en festivales online locales. 

Efectivamente decidimos no mostrar la película de manera virtual. Eso nos costó una larga espera y mucha paciencia. Finalmente, estrenamos en Tribeca de manera presencial en junio de este año. Este fue el primer evento en New York donde la gente asistía al cine y fue al aire libre, con unas proyecciones de muy buena calidad. Ver a todo el mundo reencontrándose, reunidos, seguros, al aire libre, nos hizo tratar de reproducirlo en Lima: regalarle a su público la experiencia y la magia del cine, en buena calidad, al aire libre y de manera gratuita. Para eso contamos con el apoyo de DAFO a la distribución y con la experticia de las chicas de LUPA y creamos esta suerte de cine itinerante. Estamos a la mitad de la gira y la acogida ha sido inmensa. Se siente el agradecimiento y disfrute de la gente. Para muchos, ha sido su regreso al cine después de este largo encierro. 

Los festivales están volviendo a ser presenciales y “Contactado” sigue su gira. Acabamos de estar en La Mostra de Sao Paulo, buenísima experiencia de público y calidad de proyecciones. No descartamos ir a cines comerciales, sobre todo al interior del país. Solo esperamos que los exhibidores peruanos hagan un poquito de esfuerzo por darle mantenimiento a sus equipos, por un mínimo de respeto al cine y al espectador. 

Proyección al aire libre de “Contactado”, en Barranco el 15 de octubre.

Para ir terminando, ¿por qué el espectador debe ver “Contactado”? ¿Con qué se encontrará? 

Se va a encontrar una Lima poco vista. Se va a encontrar con una trama de seguidor-seguido que va a sorprender a más de uno. Va a disfrutar de una banda sonora muy potente, de la música compuesta por Pauchi Sasaki, de la fotografía de Micaela, la cámara de John Márquez, en trabajo tan impecable de muchos técnicos peruanos, y finalmente una reflexión sobre el poder, tan delicado en estos tiempos que corren. 

Por último, ¿qué nos puedes contar de tus próximos trabajos? Sabemos que tienes algunos proyectos que ya cuentan con fondos de DAFO. 

Sí, no puedo dar muchos detalles aún, pero esperamos estar filmando en Lima y alrededores a mediados del próximo año.

[N.E.: El próximo proyecto de Sudaca Films se titula “Zafari”, película que dirige Mariana Rondón, con producción de Marité Ugás. Es ganador del Concurso de Proyectos de Largometraje – DAFO 2020. Esta es la sinopsis que consignan en su sitio web:

Zafari, el hipopótamo, llega a un zoológico caraqueño. Alí, residente de la zona popular y encargado estatal de cuidarlo, se enfrenta a Edgar, vecino de clase acomodada, quien defiende sus pocos privilegios. Ana, esposa de Edgar, recorre el edificio, apropiándose de la vida de quienes emigraron. Zafari muere sospechosamente. Todos son cómplices. Obligados a ocultar el crimen, descuartizan al animal. Fábula distópica donde los personajes responden a sus instintos más básicos, evidenciando cómo podríamos volver rápidamente al estado primitivo].

Entrevista realizada por Alberto Venero Torres, el 1 de noviembre, via email.
Textos y edición: Laslo Rojas