Esta noche TV Perú presenta al actor más característico del western en una de sus películas menos emblemáticas, pero no exenta de interés. El ángel y el hombre malo, dirigida por el guionista James Edward Grant en 1947, nos cuenta una fábula de redención alrededor de la figura de un bandido (Wayne), el hombre malo hecho por las circunstancias a quien la vida le dará una nueva oportunidad por cambiar su destino, cuando es acogido por una familia de granjeros cuáqueros. Ahí es donde entrará en conflicto con su pasado reciente y las puertas de la felicidad junto a la bella Penny (Gail Russell).

Esta historia con moraleja evidente no será de lo más notable de la extensa carrera de Wayne pero tiene ese gusto genuino y correcto del buen cine americano. Sería interesante que más adelante algún ciclo en señal abierta incluyése sus películas mayores entre las que se cuentan colaboraciones con realizadores de la talla de John Ford, Howard Hawks, Raoul Walsh y al final Don Siegel.