Después de repasar las categorías de actor protagonista y actor secundario en la edición N° 93 de los premios Oscar, en este artículo analizaré las nominadas a mejor película internacional y mejor largometraje animado. ¿Cuáles se perfilan como favoritos? ¿Cuáles podrían dar la sorpresa? ¿Cuáles deberían ganar? Además, el crítico Ricardo Bedoya escribe sobre su candidata preferida en mejor filme internacional, y nuestra colaboradora Amy Wong comenta las principales ausencias en la categoría de mejor animación.

Mejor película internacional

Las nominadas son:

  1. Another Round (Druk). Director: Thomas Vinterberg. País: Dinamarca. Sinopsis: Cuatro profesores de un colegio se embarcan en un experimento sociológico en el que cada uno de ellos debe mantener la tasa de alcohol en su cuerpo al mismo nivel, durante su vida diaria, intentando demostrar de esa manera que pueden mejorar en todos los aspectos de su vida.
  2. Better Days (Shaonian de ni). Director: Derek Tsang. País: Hong Kong. Sinopsis: El examen “gaokao” paraliza a todo el país. Para casi diez millones de estudiantes, este examen para entrar en el programa nacional de estudios determinará su vida. Nian ha estado muy ocupada preparando el examen, dejando todo de lado, aunque una compañera de clase se ha suicidado y ella misma ha sufrido bullying. Nian conoce en esos días a un delincuente de poca monta con el que hace un pacto.
  3. Collective (Colectiv). Director: Alexander Nanau. País: Rumanía. Sinopsis: Este documental gira en torno a una de las crisis políticas y sanitarias más importantes de Rumanía. En 2015, un incendio en el club Colectiv de Bucarest dejó 27 muertos y 180 heridos. Poco a poco, muchas víctimas empezaron a morir en los hospitales por heridas que no comportaban demasiada gravedad. Gracias a la alerta de un médico, un grupo de periodistas de investigación fueron informados de la situación y descubrieron un fraude masivo en la atención médica, lo que provocó protestas públicas en contra de este escándalo de corrupción gubernamental.
  4. The Man Who Sold His Skin (L’homme qui a vendu sa peau). Directora: Kaouther Ben Hania. País: Túnez. Sinopsis: Sam Ali, un joven sensible e impulsivo de Siria, huye de la guerra en su país enrumbándose hacia el Líbano. Para poder viajar por Europa y vivir así con el amor de su vida, acepta tatuarse la espalda a manos de uno de los artistas contemporáneos más importantes que existen. Tras convertir su cuerpo en una prestigiosa obra de arte, Sam comprende poco a poco que su decisión implica todo lo contrario a lo que él deseaba en un principio: la libertad.
  5. Quo Vadis, Aida? Directora: Jasmila Žbanić. País: Bosnia y Herzegovina. Sinopsis: Bosnia, julio de 1995. Aida trabaja como traductora para la ONU en la pequeña ciudad de Srebrenica. Cuando el ejército serbio ocupa el pueblo, su familia está entre las miles de personas que buscan refugio en los campos de la ONU. Como participa en las negociaciones, Aida tiene acceso a información importante con la que podría salvar a su familia.

¿Cuál ganará?

En esta categoría, los votantes de la Academia suelen inclinarse por directores prestigiosos, tal como Alfonso Cuarón en 2018 y Bong Joon-ho en 2019. Este año, el director Thomas Vinterberg de la comedia danesa Another Round cubre ese perfil entre los nominados: es uno de los fundadores del movimiento Dogma 95 (junto con Lars von Trier), ya fue candidato previamente en esta categoría por The Hunt y logró una sorpresiva nominación al Oscar como mejor director por Another Round. Además, el protagonista Mads Mikkelsen es un rostro reconocido en la industria de Hollywood, habiendo participado en películas como Casino Royale, Doctor Strange, Rogue One, entre otras.

¿Cuál podría dar la sorpresa?

Quo Vadis, Aida? narra el desgarrador genocidio ocurrido en Bosnia en 1995 desde el punto de vista de una familia que intenta por todos los medios salvarse de la masacre. Ganó el premio del público en el Festival de Rotterdam y, además del Oscar, fue nominada a dos BAFTA (incluyendo mejor dirección) y al Film Independent Spirit Award (como mejor película internacional). Su impactante desenlace podría ayudarle a dejar una huella indeleble en varios votantes.

¿Cuál debería ganar?

Ricardo Bedoya, crítico de cine de Páginas del diario de Satán y conductor del programa El placer de los ojos, comenta cuál es su preferida en esta categoría.

“He visto tres de las candidatas: Collective, Another Round y Better Times. La que prefiero, de lejos, es Collective, de Alexander Nanau, que es director de una película aún mejor, Totó y sus hermanas (2014). Collective se presenta como un reportaje periodístico de investigación sobre la corrupción en el sistema de salud rumano, pero lo más interesante es su tratamiento: construye una trama de suspenso, con sucesivas revelaciones, y confronta a los responsables de los hechos que denuncia a la vez que descubre el sistema que lo hace posible. Viendo Collective es imposible dejar de pensar en otra película clave del cine rumano: La muerte del señor Lazarescu, de Cristi Puiu (2005). Son cara y sello de un mismo mal”.

¿Qué otras películas debieron estar nominadas?

En una cifra que establece un nuevo record, 93 países inscribieron una candidata para competir en esta categoría. Lamentablemente, por segundo año consecutivo se quedó fuera toda América Latina, a pesar de que 3 filmes de la región pasaron el primer filtro y figuraron en la lista de 15 finalistas publicada en febrero: la guatemalteca La llorona, la mexicana Ya no estoy aquí y la chilena El agente topo. Sin embargo, esta última sí logró una nominación como mejor documental.

Mejor película animada

Las nominadas son:

  1. Unidos (Onward). Director: Dan Scanlon. País: Estados Unidos. Sinopsis: En un mundo de fantasía suburbana, dos hermanos elfos adolescentes, Ian y Barley Lightfood, se embarcan en una aventura en la que se proponen descubrir si aún existe algo de magia en el mundo, que les permita pasar un último día con su padre, que falleció cuando ellos eran aún muy pequeños como para poder recordarlo. Esta película está disponible en Disney+.
  2. Más allá de la luna (Over the Moon). Directores: Glen Keane y John Kahrs. País: China y Estados Unidos. Sinopsis: Fei Fei es una niña inteligente, decidida y enamorada de la ciencia, que construye un cohete para viajar a la Luna y demostrar la existencia de una legendaria diosa. Allí la pequeña se ve envuelta en una inesperada aventura y descubre un enigmático mundo de criaturas fantásticas. Esta película está disponible en Netflix.
  3. Shaun el cordero: La película – Granjagedón (A Shaun the Sheep Movie: Farmageddon). Directores: Will Becher y Richard Phelan. País: Reino Unido. Sinopsis: Unas extrañas luces planean sobre el cielo del tranquilo Mossingham anunciando la llegada de visitantes de una lejana galaxia. Tras esta incursión, una adorable extraterrestre de asombrosos poderes se queda en una granja y la oveja Shaun entabla amistad con ella. Junto con los otros animales, debe evitar que su nueva amiga sea capturada por una siniestra organización. Esta película está disponible en Netflix.
  4. Soul. Directores: Pete Docter y Kemp Powers. País: Estados Unidos. Sinopsis: Joe Gardner es un maestro de música cuya verdadera pasión es tocar jazz. Pero, cuando le llega la oportunidad que lleva buscando toda su vida, sufre un accidente que lo trasporta a un lugar donde se ve obligado a pensar qué significa realmente tener alma. Así, emprende un viaje desde las calles de Nueva York hasta los reinos cósmicos, para descubrir las respuestas a las preguntas más importantes de la vida. Esta película está disponible en Disney+.
  5. WolfWalkers: Espíritu de lobo (WolfWalkers). Directores: Tomm Moore y Ross Stewart. País: Irlanda. Sinopsis: En una época en la que reinan la superstición y la magia, los lobos están considerados como una fuerza demoníaca que debe ser eliminada. Robyn es una pequeña aprendiz que viaja hasta Irlanda junto a su padre para erradicar al último grupo de lobos que se conoce, pero la situación cambia cuando Robyn salva a Mebh. Su amistad la lleva a conocer el mundo de los denominados “Wolfwalkers”, transformándose en aquello que su padre la ha mandado a destruir. Esta película está disponible en Apple TV+.

¿Cuál ganará?

El estudio Pixar es una fuerza imbatible en esta categoría, habiendo cosechado 10 Oscars en los últimos 19 años. En esta edición, por primera vez tienen dos producciones nominadas que compiten entre sí: Unidos y Soul. Esta última llega como la gran favorita, pues ha logrado en total 3 nominaciones, incluyendo mejor música y sonido, lo que demuestra el gran respaldo de otros gremios dentro de la Academia. Además, Soul ha acaparado la mayoría de premios de la industria: Golden Globe, BAFTA, Sindicato de Productores, entre otros.

¿Cuál podría dar la sorpresa?

Si hay alguna película que podría arrebatarle el triunfo a Soul, es la irlandesa WolfWalkers, que ha ganado más de 20 premios de asociaciones de críticos. Esta es la tercera nominación del director Tomm Moore en esta categoría tras The Secret of Kells y Song of the Sea, así que podría ser la oportunidad ideal de darle su primer Oscar.

¿Cuál debería ganar?

Tanto Soul como WolfWalkers son películas notables que destacan tanto a nivel narrativo, como a nivel técnico, con una deslumbrante animación. Sin embargo, Pixar ya ha sido suficientemente recompensado en esta categoría. Un Oscar para WolfWalkers sería un justo reconocimiento a la trayectoria del estudio Cartoon Saloon y a su técnica de animación tradicional que combina lo evocador con lo poético.

¿Qué otras películas debieron estar nominadas?

Amy Wong, crítica de cine de YAM Magazine, escribe sobre las principales ausencias en esta categoría.

“La selección de películas animadas de esta edición del Óscar es posiblemente la menos variada en años— no en el color de sus protagonistas, después de todo tenemos elfos de piel azul, una niña china y criaturas espaciales, ovejas, un afroamericano y almas aún amorfas, además de una niña irlandesa y una niña lobo de incandescente cabello. Sin embargo, muestra una caída de calidad comparándolos con los nominados de ceremonias anteriores, que le daban sitio a estilos animados como la española Chico & Rita, la japonesa El cuento de la princesa Kaguya, las stop-motion ParaNorman, Anomalisa o Isla de perros, o la francesa Perdí mi cuerpo y la producción española Klaus, ambas distribuidas por Netflix.

Este año, las galardonadas al Oscar se pierden las coproducciones europeas de Josep, que narra la vida del artista catalán Josep Bartolí; la fantástica Las vidas de Marona, además de Calamity, un recuento de la niñez del ícono del Salvaje Oeste. Y si hablamos de la forma más pura de la animación, también se perdieron la oportunidad de hacer notar al gran animador japonés Masaaki Yuasa con su más reciente trabajo, Ride Your Wave: Juntos en el mar.

Nunca olvidemos que los Premios de la Academia nunca celebraron a Satoshi Kon (Millennium Actress, Paprika), y que Jimmy Neutrón: El Niño Genio tiene una nominación como Mejor Película Animada.